COAGULOPATÍA Y MORTALIDAD EN EL PACIENTE POLITRAUMATIZADO: UN GRAN BINOMIO POR VENCER